El blog de BIZart

Un espacio de reflexión, actualidad y crónica sobre el talento, el aprendizaje y el desarrollo personal.

 

Seis maneras de saber si emprender es para vos

 

¿Estás pensando en convertirte en un emprendedor? ¿Te estás preguntando si esta actividad es para vos?

Dale una mirada a esta lista para averiguar si la carrera emprendedora es la mejor opción para vos.

1. ¿Te apasiona lo que vas a emprender?

Emprender conlleva grandes sacrificios. No sólo significa trabajar de vez en cuando un fin de semana o “achicar” algunos gastos. Emprender es entregarse completamente al proyecto, resignando tiempo de familia, amigos o de tu deporte favorito. Si no te apasiona lo suficiente el proyecto es posible que no estés dispuesto a asumir el costo de emprender: realizar un montón de trabajo, por poco dinero, por varios años.

2. ¿Tu foco está en la acción?

Se suele pensar que los emprendedores son personas de mente brillante a los que les llueven ideas millonarias mientras toman una ducha. Nada más alejado de la realidad. Detrás de un emprendimiento exitoso hay años de sangre, sudor y lágrimas que no se ven porque el proyecto todavía no lo conoce nadie. Lo que realmente hace exitoso a un emprendedor no son sus ideas, sino su gran capacidad de hacer y lograr resultados concretos.

3. ¿Te conocés a vos mismo?

Si no somos buenos en las habilidades clave para conducir un negocio (finanzas, estrategia, marketing) entonces estamos poniendo en riesgo el proyecto. Por ello debemos rodearnos de un equipo que complemente nuestras fortalezas y supla nuestras debilidades. Si vas a emprender debés estar dispuesto a realizar un profundo trabajo sobre vos mismo para saber en qué sos bueno y en qué no, y luego hacer algo al respecto.

4. ¿No te molesta equivocarte?

Esto puede ser perturbador para muchos, pero si te decidís a emprender debés saber que vas a cometer muchos errores. Todas las decisiones que vas a tomar (las buenas y las malas) serán momentos de crecimiento para vos y tu proyecto. Si no sos capaz de aceptar los errores con humildad, aprender de ellos y seguir adelante, la actividad emprendedora puede volverse una pesadilla para tu ego.

5. ¿Te emociona el caos y los imprevistos?

Emprender significa vivir en una montaña rusa. En un momento estás festejando la invitación a dar una charla en un congreso exitoso, y a los cinco minutos un proveedor te falla con una entrega clave. Vas a estar demandado de cientos de lugares, resolviendo miles de temas todos los días. Si no podés manejar una agenda caótica, no te gusta el cambio y odiás los imprevistos, la actividad emprendedora no es para vos.

6. ¿No te desalentás fácilmente?

Como emprendedor vas a necesitar una alta cuota de paciencia y persistencia, fundamentalmente en relación al logro de las metas estratégicas que te has propuesto, así como también para lidiar con tu equipo y tus clientes. Si podés mantener el optimismo a pesar de las idas y vueltas del negocio, y no desalentarte cuando las cosas no ocurran en el tiempo esperado, entonces estás hecho para emprender.

Es posible que varios de estos puntos no te los hayas planteado todavía. Sin embargo, si estás considerando lanzarte a la carrera emprendedora, te recomendamos que te sientes con esta lista y hagas una evaluación honesta de cada punto. Como dice mi madre, “vas a agradecérmelo en un futuro”.

BLOGOSFERA BIZART

Un espacio de reflexión, actualidad y crónica sobre el talento, el aprendizaje y el desarrollo personal.

© BIZart 2016
Buenos Aires (ARG)